Liceo Michoacano

Blog Liceo Michoacano

Metodología para amar la ciencia

Metodología para amar la ciencia
Cada año disfrutamos de esta experiencia tan enriquecedora para liceístas y exliceístas

 En el Liceo Michoacano nos preocupa la formación integral de nuestros alumnos y alumnas. Es por eso que no nos conformamos con que adquieran solamente conocimientos teóricos básicos de cada materia que el sistema educativo les pide para ingresar a la universidad. No consiste en esto la educación, no consiste en esto la formación de personas ni el aprendizaje con sentido.

¡Felicidades, Martha! Y gracias por toda la pasión y todo el trabajo detrás de este proyecto de incursión a la metdología científica. ¡Que siga adelante la Feria de Ciencias!

¡Felicidades, Martha! Y gracias por toda la pasión y todo el trabajo detrás de este proyecto de incursión a la metdología científica. ¡Que siga adelante la Feria de Ciencias!

Es por tal motivo que, año con año, se lleva a cabo la Feria de Ciencias del Liceo Michoacano, proyecto del que se ha encargado con la mayor pasión una de nuestras compañeras más queridas: Martha Díaz. Con este evento, se busca que los alumnos incursionen en el mundo de la investigación y la metodología científicas, a través de la creación de proyectos que puedan ser evaluados por sinodales seleccionados para tal efecto. Los sinodales son internos, externos (invitados) o exliceístas ya graduados que, al pasar a ser jueces del ejercicio que alguna vez llevaron a cabo, cierran un pequeño círculo de formación que iniciaron con nosotros.

Cada año contamos con sinodales internos, externos y exliceístas, así reforzamos el aprendizaje que se vive en la Feria de Ciencias: primero la viven como creadores de proyectos y luego como jueces.

Cada año contamos con sinodales internos, externos y exliceístas, así reforzamos el aprendizaje que se vive en la Feria de Ciencias: primero la viven como creadores de proyectos y luego como jueces.

Ésta es la “metodología para amar la ciencia”:

1. Presentar a los alumnos del bachillerato la belleza de la investigación científica, si no es que ya ha habido un encuentro casual anterior. En esta fase se les presentan los pormenores de la metodología de la investigación, así como ejemplos que los pueden guiar en sus proyectos.

2. Permitirles que la conozcan, que platiquen con ella, que les platique también todo lo que ha sido, lo que es y lo que puede ser. ¡Ojo! Es importante aquí que los alumnos sepan que no se trata de una «conquista», sino de una relación de respeto tal que no se le vulnere o se le haga decir cosas que realmente no piensa ella, pues las consecuencias de tal engaño podrían llevarlos a los caminos del error.

3. Darles la oportunidad de que caminen juntos, que se involucren en un proyecto conjunto, alumnos y ciencia. Las posibilidades son infinitas: biología, ecología, óptica, mecánica, nutrición… ¡Hay tantas posibilidades! El secreto aquí es que siempre haya un asesor dispuesto a intervenir cuando surjan los roces que puedan obstaculizar el objetivo final: la demostración de la(s) hipótesis y/o el aprendizaje de su no demostración.

4. Dejar que presenten los resultados al resto de la comunidad liceísta y a los sinodales, pues llegar hasta este punto siempre es una celebración. La idea es que se pueda evaluar si los resultados que se presentan realmente son aceptables o hubo algo en el transcurso de la experiencia que no funcionó como debía.

Después de la evaluación teórica, sigue la presentación práctica del proyecto ante los compañeros alumnos.

Después de la evaluación teórica, sigue la presentación práctica del proyecto ante los compañeros alumnos.

Sirva la analogía para dar cuenta de que la ciencia también puede ser amada, respetada, cuidada y cultivada. La pasión por este proceso es lo que nos mueve a que cada año llevemos a cabo nuestra Feria de Ciencias del Liceo Michoacano.