Liceo Michoacano: la escalera de aprendizajes en tiempos de la Crisis Sanitaria.

Abstract: Se trata de una breve reflexión acerca del papel de la escuela y sus agentes en tiempos de crisis social generados a partir de la pandemia por la crisis sanitaria.

Palabras clave: Enseñanza- aprendizaje, Sentido de la escuela, TIC, Cotidianidad, Gestión.

¿Para qué la Escuela en tiempos de Internet?

La pregunta inicial es una “metamorfosis” de la pregunta que hiciera Heidegger en Hölderlin y la esencia de la poesía, escrito que reflexiona sobre el lugar  de la poesía en el mundo moderno. En mi caso, no existe la intención de entrar en ese diálogo estético. Mi objetivo es motivar el cuestionamiento sobre  la necesidad de la escuela en tiempos de la crisis sanitaria.

En el contexto de salud actual de la pandemia por la crisis sanitaria han surgido varias reflexiones acerca de las nuevas tecnologías y el proceso enseñanza-aprendizaje. Algunas escuelas, sobre todo del sector privado, hemos tenido la posibilidad de no suspender clase y  mudarnos a la modalidad on line; no obstante, esto ha representado un problema en el que concurren varios factores: las posibilidades económicas de los profesores y estudiantes para contar con la infraestructura necesaria: modem, pc o laptop propias, buena cobertura o rapidez de la conexión; autodisciplina; voluntad de aprender y experimentar  las nuevas posibilidades tecnológicas; disposición para trabajar en horarios distintos a los acostumbrados, en fin, un número importante de elementos que nos instigan a pensar sobre la necesidad u obsolecencia de una de las instituciones más antiguas.

La escuela o el espacio de enseñanza ha presentado varias formas a lo largo de la historia, desde la plaza pública en la antigua Grecia, los primeros monasterios cristianos, hasta la actual escuela como la conocemos de manera presencial con ocho o menos horas al día, con un montón de adultos preocupados por un tema en especial: la formación de mentes en desarrollo.

Desde la aparición de la World Wide Web o internet las elucubraciones sobre las posibilidades de ésta para enseñar y aprender han sido muchas; sin embargo, se ha cuestionado la asimilación acrítica de información y las escasas herramientas cognitivas de las actuales generaciones. Aún así, es una realidad que no podemos evadir y, mucho menos, excluir del proceso de enseñanza-aprendizaje. El o los problemas del aprendizaje a partir del internet y sus diferentes plataformas que se han hecho evidentes con la pandemia y nos han plantedo una serie de cuestionamientos como los siguientes: ¿tiene sentido seguir con la normalidad de actividades de la escuela o debemos reflexionar sobre el trabajo en línea, sus posibilidades, limitaciones y adaptaciones?, ¿es necesario seguir con el desarrollo de las actividades escolares buscando la normalidad de una escuela presencial?, ¿cuál es el papel del docente frente a una crisis social y emocional que enfrentan sus alumnos?, ¿cómo se transformará la relación escuela-alumno en el proceso de enseñanza-aprendizaje?, ¿cómo contestar a estás preguntas e ir resolviendo los problemas de la cotidianidad escolar? Y, por último y no menos importante, ¿cuál es el objetivo de la escuela (Liceo) en estos momentos de crisis?

En Liceo Michoacano hemos estado trabajando 3 semanas desde casa a partir de una plataforma classroom que brinda la posibilidad de acercarnos a los alumnos de una manera casi presencial. Hemos enviado materiales de lectura, audios, instrucciones, videos complementarios sobre las temáticas particulares de cada asignatura, pero creo que no hemos preguntado a los alumnos sobre sus angustias, ansiedades, preocupaciones. Si bien nuestros estudiantes están acostumbrados a un ritmo de trabajo constante y acelerado, no están acostumbrados a hacer o gestionar su conocimiento de manera personal, han necesitado de varios intermediarios para guiar el proceso. Los padres de familia han tenido mayor presencia en el proceso y, a mi parecer, han sido un canal de comunicación para manifestar inconformidades que los alumnos no se atreven o no quieren expresar. No obstante, todos y cada uno de los que conformamos la comunidad educativa Liceo tenemos la tarea de reflexionar sobre las cuestiones anteriormente mencionadas y asimilar de manera racional y emocional los sucesos sociales, salubres y académicos que seguirán suscitándose hasta que la pandemia esté controlada.

            ¿Cuál es el papel del docente en una relación virtual-online?. La UNAM ha trabajado en la modalidad a distancia, desde hace ya 13 años. Para ellos ha sido necesario entender al docente como un consejero que permite a los estudiantes gestionar tiempos y conocimientos, además permite independencia y responsabilidad. La consejería permite un acompañamiento real sobre lo que el consejero reconoce como útil y relevante. 

¿Cuándo regresaremos a la normalidad?, o mejor aún, ¿regresaremos a la normalidad?.  No lo sabemos,  mientras tanto tendremos que aprender a ser resilientes y empáticos para conseguir un mismo objetivo. ¿Cuál es ese objetivo? La moneda está en el aire.

Autora

Sara Martínez Ayala.

Docente de Liceo Michoacano en el área de Humanidades.

Webgrafía

Heidegger, Martin, (2017) Para qué poetas. Hölderlin y la esencia de la poesía en Caminos del bosque, Alianza ed.

Vadillo, Guadalupe (2020), Consejería en línea: un enfoque centrado en soluciones, UNAM-CUAED.

Recuperado de: http://www.librosoa.unam.mx/bitstream/handle/123456789/3008/Consejeria%20en%20linea.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Necesitas ayuda? Chatea con nosotros