Escuela y comunidad

Tenemos que repensar la educación de los jóvenes en el contexto del siglo XXI. A diferencia de otros tiempos, la importancia que tiene la participación de la sociedad en la construcción de la vida nacional es un acuerdo generalizado. La escuela debe formar al respecto, mostrar al alumno que tomar acción en los asuntos públicos es un imperativo social y ético.

El trabajo de escuela y comunidad está dirigido precisamente a generar espacios de intervención dialógica con diferentes comunidades y/o grupos focalizados. Las intervenciones siempre se hacen en alianza con asociaciones civiles que trabajan con “experiencia y particularismo” diversos problemas locales: violencia de género, migración temprano, educación sexual, adicciones, desigualdad educativa, violencia regional, etc. El Liceo Michoacano ha generado acuerdos de voluntades con distintas organizaciones civiles en busca de objetivos que beneficien y fortalezcan a la sociedad michoacana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *